Lunes 14 mayo, 2018
  • A
  • A
  • A

Hungría ’54, el equipo que opacó la primera estrella de Alemania

Hungría_Mundial_Suiza_1954_formación_Getty

Pese a que la 'Mannschaft' ganó el Mundial de 1954 -que además fue la primera en su historia-, la mítica Hungría de los 50' se robó todas las miradas, con un invicto de más de 30 partidos. Por eso, en Prensafútbol recordamos a uno de los mejores equipos de todos los tiempos.

Por Cristóbal del Campo H. | @chrsvandevelde

Cuando un equipo se corona como campeón del mundo, inmediatamente pasa a la historia. Varios han sido los equipos que han sido recordados hasta el día de hoy por sus coronas, tales como Brasil, Alemania, Italia, Uruguay y Argentina, entre otros. Sin embargo, también existen equipos que, sin haber ganado la copa, también quedaron en la memoria colectiva.

Uno de ellos es la Hungría de 1954, una selección que mantuvo un invicto de nada menos que 32 partidos, entre fines de los 40′ y la primera mitad de los 50′. Y a pesar de que la Alemania Federal le impidió dar la vuelta olímpica en el Mundial de Suiza, el brillante juego de los ‘Magiares Mágicos’ opacó la primera estrella ganada por los germanos.

Por lo tanto, a un mes de que inicie la Copa del Mundo de Rusia 2018, en Memorias de Prensafútbol le dedicamos el espacio a una de las escuadras más destacadas de todos los tiempos, la que muchos amantes del fútbol resaltan hasta el día de hoy.

- HELSINKI 1952, SU PRIMER GRAN LOGRO
Luego de varios partidos amistosos que dejaron una buena impresión en Europa, debido a su vistoso juego, el equipo que dirigía Gusztav Sebes -que alineaba un 4-2-4 en el campo de juego- tuvo su primera ‘prueba de fuego’ en los Juegos Olímpicos de Helsinki (Finlandia).

Luego de un apretado triunfo 2-1 sobre Rumania, el equipo que contaba con jugadores como Ferenc Puskas -que incluso llegó a dirigir a Colo Colo-, Sandor Kocsis y Zoltan Czibor -entre otros- avanzó en la ronda preliminar del torneo. Más tarde, Italia sufrió con el poderío húngaro en primera fase y cayó por 3-0. Más tarde, dos goleadas sobre Turquía (7-1) y Suecia (6-0) catapultaron a los ‘magiares’ a la gran final del torneo.

En dicha instancia, Yugoslavia fue el último escollo del ‘equipo de oro’ y un 2-0 -con goles de Puskas y Czibor- bastó para que dicha selección se quedara con el oro olímpico. La mencionada campaña dejó en claro que la buena racha que hasta ese momento ostentaban los pupilos de Sebes no era coincidencia, siendo además el gran antecedente antes del Mundial.

- HUMILLÓ A INGLATERRA EN WEMBLEY
Un año después de la obtención de la presea dorada, Hungría volvió a hacer historia, a pesar de no tratarse de un torneo oficial. Es que la mítica escuadra se convirtió en la primera selección no británica en vencer a Inglaterra en Wembley. Además, la diferencia no fue menor, pues un categórico 6-3 fue el resultado obtenido por los europeos del este, que hasta ese momento eran invencibles.

- SUIZA 54′ Y UNA AVASALLADORA FASE GRUPAL
Hungría_Mundial_Suiza_1954_Uruguay_GettyEl gran momento de los ‘Magiares Mágicos’ los alzó como los grandes favoritos para ganar la Copa del Mundo de 1954, incluso por sobre los campeones y subcampeones, Uruguay y Brasil, respectivamente. Los europeos fueron sorteados en el grupo B junto a Turquía, Corea del Sur y Alemania Federal, donde sólo se enfrentó a estos dos últimos. A diferencia de lo que ocurre hoy, antes se elegían dos cabezas de serie por grupo, los cuales no se podían enfrentar este sí.

Los húngaros seguían con su tremenda racha y los resultados ilusionaron hasta al hincha más pesimista, pues éstos golearon por 9-0 a los asiáticos y por 8-3 a los germanos, con quienes iban a terminar definiendo el título. La gran figura hasta ese instante fue Sandor Kocsis, quien sumaba nada menos que siete goles en dos encuentros.

- DESPACHÓ A LOS ÚLTIMOS FINALISTAS
Con la excelente campaña de los dirigidos por Gusztav Sebes, se pensaba que éstos iban a tener un rival ‘abordable’ para los cuartos de final, pero en su camino apareció Brasil, que venía de ser el finalista vigente, al caer ante Uruguay en 1950, en el recordado ‘maracanazo’. Eso sí, el ‘equipo de oro’se impuso por 4-2 y avanzó a semifinales, dentro de un partido marcado por las expulsiones. Tanto así, que dicho encuentro fue denominado como ‘La batalla de Berna’ -en alusión a la ciudad donde se disputó el cotejo-.

Hungría_Mundial_Suiza_1954_Uruguay_Getty_2Más tarde, en la ronda de los cuatro mejores, se asomaron nada menos que los ‘charrúas’, que llegaban a dicha instancia como campeones defensores. El compromiso terminó en un empate 2-2, por lo cual éste tuvo que definirse en la prórroga. Allí, una vez más apareció la figura de Kocsis, quien marcó dos tantos en el tiempo extra y le propinó la primera derrota de los mundiales a los orientales, avanzando además a la gran final del certamen.

- ALEMANIA IMPIDIÓ LOS FESTEJOS HÚNGAROS
La tremenda campaña protagonizada por los ‘Magiares Mágicos’, además de su largo invicto de cuatro años lógicamente inclinaron el favoritismo a su favor, frente a una Alemania Federal que aún estaba golpeada tras la devastadora Segunda Guerra Mundial. Se trataba de una final inédita y su desenlace fue más sorpresivo aún.

Hungría_Mundial_Suiza_1954_Alemania_celebra_GettyEl equipo de Gusztav Sebes parecía tener la corona en el bolsillo, pues antes de los 10 minutos ya estaban 2-0 arriba. Los goles de Ferenc Puskas (6′) y Zoltan Czibor (8′) hacían pensar en que vendría otra goleada como el 8-3 de la fase grupal, pero no fue así. Los germanos se recuperaron rápidamente, a través de Max Morlock (10′) y Helmut Rahn (18′), y el resto fue suspenso puro.

Finalmente, a seis minutos de que culminara el tiempo reglamentario, Rahn volvió a hacerse presente en las redes y terminó dando vuelta el marcador, sentenciando el sorpresivo 3-2 que cortaba una racha de 32 partidos sin perder para los centroeuropeos y, lo más importante, los germanos sumaron su primer título Mundial de la historia. Este partido fue llamado ‘El Milagro de Berna’.

Dos años más tarde, la revolución húngara de 1956 terminó repercutiendo en su selección, haciendo que sus principales figuras dejaran su país para radicarse en la Europa occidental y, por ende, también dejaron al combinado que terminó deslumbrando a todo el mundo. El mítico ‘Equipo de oro’ fue, sin duda, un rey sin corona.

Galería de imágenes

Fuente: Getty Images.
Publicado en: Noticias