Sábado 01 junio, 2019
  • A
  • A
  • A

Inglaterra manda: Las históricas finales de equipos del mismo país

Real_Madrid_Campeon_Champions_2016_Getty

Final por partida doble vivirán los equipos ingleses. Chelsea y Arsenal prenderán el partido decisivo de Europa League, mientras que Liverpool hará lo propio ante Tottenham en Champions. Por eso, recordamos las finales entre equipos del mismo país en certamenes internacionales.

Se dieron vida dos finales históricas. Inglaterra se hizo con el dominio de los certámenes del ‘viejo continente’, lo que hizo con cuatro equipos llegando a la final de los torneos europeos. Chelsea y Arsenal se disputaron la Europa League, que fue ganada por los ‘blues’, mientras que Liverpool y Tottenham tendrán un duelo infartante en Madrid, válido por la final de Champions League.

Pero no es primera vez en la historia del balompié que dos clubes del mismo país se cruzan en una final de un torneo internacional, ya sea Copa Libertadores o Champions League, por lo que en Prensafútbol quisimos recordar las finales más electrizantes.

– LOS PRIMEROS FUERON BRASILEÑOS
En el año 2005 se jugó la primera final de Copa Libertadores con equipos del mismo país. Y Brasil tuvo el privilegio. No por nada son pentacampeones del mundo. Sao Paulo se enfrentó contra un Atlético Paranaense, que tras eliminar a Chivas de Guadalajara en semis soñaba con levantar el ansiado trofeo por primera vez en su historia.

Pero solo fue una ilusión, la cual les duró hasta el partido de vuelta. En la ida empataron 1-1, con goles de José Aloísio para Atlético Paraense y un autogol de Durval a favor de Sao Paulo, por lo que todo se definió en el Estadio Morumbí, donde los paulistas se dieron un festín con su rival.

Un contundente 4-0 a favor de los locales con goles de Marcio Amoroso Dos Santos, Fabao, Luizao y Diego Tardelli, sentenciaron el sueño del Paranaense, mientras que Sao Paulo hizo historia tras ganar por tercera vez la Copa.


.
– SAO PAULO AHORA NO PUDO CON INTER
La final de la Copa Libertadores del año 2006 es algo que los hinchas de Sao Paulo probablemente aún no olvidan. Esto ya que por segunda vez soñaban con lograr el bicampeonato copero, pero esta vez tenían un escollo más grande: vencer al Inter de Porto Alegre.

El cuadro tricolor no pudo en Morumbí y cayó por 2-1 con los gaúchos. La vuelta de Beira-Rio, donde Inter había ganado su única Copa Libertadores, fue testigo de un 2-2 que fue de ida y vuelta. Sao Paulo no logró el bicampeonato mientras que los ‘colorados’ tocaron el cielo.


.
– EL UNITED DE CRISTIANO SUPERÓ AL CHELSEA
De América nos trasladamos a Europa, específicamente al Olímpico Luzhniki de Moscú, el cual fue sede de la primera final de Champions League que tuvo como actores principales a dos grandes de Inglaterra: Chelsea y Manchester United, disputada el año 2008

Para los ‘red devils’ está era la tercera final de Liga de Campeones que disputaban, mientras que los ‘blues’ anhelaban levantar la ‘orejona’ por primera vez. El ruso Román Abramóvich, presidente del Chelsea en ese entonces, cumplía el sueño de llevar al equipo a una final continental, la cual se jugaba en su tierra.

Cristiano (26′) abrió la cuenta tras un cabezazo certero que dejó inmóvil al portero Petr Cech. áero antes que terminara la primera parte, Frank Lampard puso el 1-1 definitivo, por lo hubo que ir a los penales. La tensión creció y falló ‘CR7’, que dejó el título en bandeja a los ‘blues’.

John Terry erró su lanzamiento y le dio vida a un United que no tuvo piedad. El portero Van der Sar se vistió de héroe tapándole el penal a Nicolas Anelka, dándole así, la tercera Champions a los ‘diablos rojos’ y la primera a su estrella, Cristiano Ronaldo.


.
– UN CLÁSICO ALEMÁN EN WEMBLEY
Un clásico por un partido de liga es emocionante. Pero un clásico en una final de Champions League es algo que no todos los jugadores pueden contar. Es el caso de los dos equipos más grandes de Alemania: Bayern Múnich y Borussia Dortmund, lo que también denominan como ‘Der Klassiker’.

Ambos venían de eliminar en semis a dos grandes del fútbol mundial, Barcelona y Real Madrid, respectivamente, por lo que era un partido que tenía encima los ojos de todo el mundo. El Wembley fue testigo del gol de Mario Mandžukić (60′), quien aprovechó un centro de Arjen Robben para meter el balón hasta el fondo de la red.

Minutos más tarde, el alemán İlkay Gündoğan puso el 1-1 transitorio tras marcar desde los 12 pasos. Pero eso no fue todo. En el último minuto apareció Robben y decretó el 2-1 definitivo y desató la locura ‘bávara’ con la quinta Champions de su historia sobre el elenco de Jurgen Klopp.

– EL MADRID MANDÓ EN EL DERBI
La final de la Champions League del año 2016 no solo tuvo dos equipos del mismo país, sino que fueron 2 equipos de la misma ciudad. Real Madrid contra Atlético. Y los ‘colchoneros’ buscaban sacarse la espina del 2014, cuando en esta misma instancia los ‘merengues’ se llevaron la ‘orejona’.

El Giuseppe Meazza fue el estadio encargado de albergar a casi 71.000 espectadores y dar vida a una de las finales más recordadas de la época. Sergio Ramos marcó en fuera de juego y abrió la cuenta. A los 80′ Yannick Carrasco puso la paridad.

Esto obligó a que el encuentro se fuera a la prórroga y, posteriormente, penales. Los dos equipos iban con puntuación perfecta, hasta que llegó el turno de Juanfrán, quien erró su penal y permitió que Cristiano Ronaldo marcará el quinto penal y los ‘merengues’ levantaran la copa. Una parte de Madrid celebró, mientras que la otra lamentó el error de uno de sus referentes.

– EL POLÉMICO SUPERCLÁSICO DE AMÉRICA
El antecedente más próximo  de dos equipos del mismo país disputando una final de gran envergadura sucedió el 2018, cuando las dos escuadras más populares de Argentina se toparon en el último choque de Copa Libertadores. River Plate y Boca Juniors dieron vida a una batalla que tuvo una fuerte polémica, por lo que se recordará como una de las manchas en el currículum de organización de la Conmebol.

El 11 de noviembre, La Bombonera albergó el duelo de ida, en el que ambos clubes empataron en un épico 2-2, donde Ramón Ábila abrió la cuenta para el dueño de casa a los 34′, siendo igualados al minuto por Lucas Pratto (35′). Darío Benedetto puso la tranquilidad a los 45′, hasta que el autogol de Carlos Izquierdo sentenció el resultado final. Estaba todo listo para el encuentro en el Monumental para una semana después, pero ese día hubo incidentes contra el bus del cuadro ‘xeneize’ que obligó a postergar esta final y trasladarla al Santiago Bernabéu, en Madrid.

Finalmente, y tras semanas de impaciente espera, River Plate obtuvo la gloria en el estadio del Real Madrid con un complicado 3-1 a favor, que partió con el tanto de Benedetto al final del primer tiempo y el empate en el complemento de parte de Pratto (68′).

El tiempo extra definió a un ganador, mostrando al cuadro de la ‘banda sangre’ superior en todo momento, y obteniendo el triunfo gracias a Juan Quintero (109′) y Gonzalo Martínez (120+2′), lo que desató la euforia del elenco de Marcelo Gallardo.

Publicado en: Noticias