Lunes 06 enero, 2020
  • A
  • A
  • A

Patrimonio de Portugal: Dictador impidió que Eusébio fuera a Italia

Leyenda del fútbol luso, con más de 400 goles en su historial, brilló en el Benfica en los años 60' y dio a conocer al fútbol lusitano como una de las ligas más importantes de europeas. La historia de Eusebio va desde traspasos fallidos hasta un trato con un dictador para poder partir del país.

El 05 de enero de este 2020 se cumplieron seis años del fallecimiento de Eusébio da Silva Ferreira, más conocido como ‘La Pantera Negra’. Todo el mundo relacionado con el fútbol entre los años los años 1957 y 1979 recuerda al jugador nacido en Mozambique, que pasó 15 años en el Benfica y defendió los colores de Portugal entre 1961-1973.

El jugador comenzó su carrera cuando tenía 15 años y jugaba en el Sporting Lourenço Marqués, equipo de su país natal. En esta escuadra se desempeñó como delantero por tres años y anotó 77 goles en 42 partidos.

En 1960 el Sporting de Lisboa y el Benfica se interesaron en el jugador africano y tuvieron una disputa por saber quién se quedaba con los servicios del joven de 18 años. Para fortuna de las ‘águilas’, la ‘Pantera Negra’ decidió quedarse en el Benfica, lo que provocó el periodo más exitoso en la historia del club y del fútbol portugués.

Entre los laureles más destacados del jugador se encuentran sus 580 goles en 575 partidos disputados oficialmente por los clubes donde jugó (Benfica, Monterrey, Beira-Mar, entre otros). Por la selección portuguesa anotó 41 dianas en 64 partidos. Logró 11 ligas portuguesas, 5 copas de Portugal y una copa de Campeones de Europa 1961-1962, todos con el cuadro lusitano.

Sin embargo, esta prolongada estadía en Lisboa no fue casualidad o simple amor por la camiseta. Un factor político-futbolístico también influyó en que Eusébio no partiese a los grandes equipos de Europa que pretendían tenerlo entre sus filas.

Interés de la ‘Vecchia Signora’Eusebio_Benfica
A principio de los 60′, la Juventus parecía perder importancia en la liga italiana. El ascenso futbolístico del Milan y el Inter de Milán tenían preocupado a los hinchas de Turín. Tanto el ‘rossonero’ como el ‘nerazzurri ‘ habían ganado recientemente la Copa de Europa (1962 y 1963 respectivamente) y el plantel de la ‘Juve’ perdía poderío.

Por eso no fue raro que en 1964 los ‘bianconeri’ pusiesen sus ojos en el joven jugador portugués. En ese entonces, ‘Pantera Negra’ llevaba cuatro años en las ‘águilas’ (60′-64′) y había convertido 115 goles en 100 partidos.

Con estos registros, la ‘Juve’ decidió tentarlo con una gran cantidad de dinero. Era imposible para el Benfica equiparar las cifras presentadas por los italianos, además cuadruplicaban el sueldo del delantero nacido en África. El traspaso estaba sellado y la llegada de la ‘Perla Negra’ revolucionaba el mercado de pases europeo pero un factor político se interpondría entre Eusébio y la Juventus: António Salazar.

Cuestión futbolística y patrimonio estatalEstadio_da_luz_estatua_eusebio
En julio de 1964, António Salazar, quien fue primer ministro portugués durante 26 años (1932-1968) y conocido popularmente como el primer dictador que tuvo el país luso, invitó a su residencia personal a Eusébio para conversar sobre el interés que tenía la joven estrella portuguesa de partir a Italia.

“Usted no puede irse al extranjero. Es patrimonio del Estado”, replicó Salazar a Eusébio mientras ambos comían en la residencia. El delantero, fiel a su estilo confrontacional, no se intimidó y le respondió al político portugués: “¿Y cómo es que siendo patrimonio del Estado tengo que pagar impuestos?”.

Salazar evitó entrar en complicaciones y ambos se dedicaron a hablar de fútbol. Curiosamente, el dictador portugués era uno de los mayores hinchas del Benfica, por lo que la estadía de ‘La Perla’ en el cuadro de las ‘águilas’ garantizaba futuros éxitos para el club.

Sin embargo, el primer ministro luso recordó que su país jamás había participado en un Mundial y mantener a Eusébio en Portugal garantizaba un cupo para Inglaterra 1966. De esta manera, ambos llegaron a un acuerdo: Si Portugal lograba clasificarse, el jugador africano-portugués era libre de partir a cualquier equipo.

Tras la comida, la ‘Pantera Negra’ rechazó la oferta de la Juventus y llevó a la selección portuguesa a un Copa del Mundo por primera vez en su historia.

Primer Mundial, primera marcaSeleccion_portuguesa_1966
La promesa realizada al dictador portugués fue cumplida por Eusébio y en 1966 Portugal participó en el Mundial de 1966. La actuación del joven de 24 años no defraudó y llevó a los lusos hasta la semifinal del torneo, donde enfrentaron a Inglaterra para acceder a una inédita final.

Sin embargo, los ingleses ganaron por 2-1, por lo que se tuvieron que conformar con un tercer lugar tras derrotar a la Unión Soviética por el mismo marcador. Este hito se transformó en el mejor resultado que ha tenido Portugal a nivel de selección en la historia de los Mundiales. Además, para la sorpresa de pocos, la ‘Pantera Negra’ fue el goleador del torneo con 9 goles.

Al regresar a Portugal, las ofertas nuevamente arribaban en el cuadro lisboeta. Esta vez, el Inter de Milán quería los servicios de Eusébio.

Otro intento fallido y un recuerdo imborrable
António Salazar mantuvo su palabra de dejarlo partir tras el Mundial y la ‘Perla Negra’ tenía nuevamente la oportunidad de salir del país. No obstante, el destino no quiso que saliera del Benfica, y ahora los problemas venían del país italiano. La federación italiana promulgó una norma que prohibía la incorporación de extranjeros, por lo tanto Eusébio debía continuar en las ‘águilas’.

No fue hasta 1975, siete años después que António Salazar dejara el poder en Portugal, que la ‘Pantera’ logró emigrar a sus 33 años al Boston Minutenem de los Estadios Unidos. Con todo, el jugador africano-portugués se retiró cinco años después, dejando un legado imborrable para la historia del fútbol portugués y europeo.

Galería de imágenes

Publicado en: Noticias
Jugadores relacionados: » Eusébio