lunes 19 marzo, 2018
  • A
  • A
  • A

«Espero que la Copa América 2018 motive a las autoridades»

Fernanda Pinilla, seleccionada femenina de Chile, comentó las dificultades que tiene una mujer al dedicarse a este deporte. En ese sentido, explicó su rol como presidenta de la Anjuff y la misión de generar conciencia en la sociedad. Además, se ilusiona con miras a la Copa América.

Por Pavel Burton 

Tiene 24 años. Estudió Licenciatura en Física y está próxima a realizar un doctorado en su área. Es menuda y risueña, pero pocos conocen que es una de las futbolistas más destacada del torneo nacional. Su nombre es Fernanda Pinilla, es volante de Universidad de Chile y es parte de la ‘Roja’ que disputará la Copa América Femenina que se realizará en nuestro país.

Fernanda, además, es presidenta de la Anjuff (Asociación Nacional de Jugadores de Fútbol Femenino). Junto con otras jóvenes, buscan valorizar el fútbol femenino y profesionalizarlo. Pero esta historia no parte aquí, viene de mucho antes. Cuando la pelota pasó a ser más importante que una muñeca, que por norma absurda, es para la sociedad el juguete de las niñas. Pinilla conversó con PrensaFútbol, donde relató sus inicios y su actual momento como futbolista.

-¿Cómo surgió tu pasión por el fútbol?Fernanda_Pinilla3
«Mi carrera comenzó por influencia de mi papá, que me llevaba al estadio. Además, cuando era niña jugaba con un primo, pasaba a su casa que quedaba cerca de la mía y jugábamos con sus amigos. Yo era la única niña. Él me metió en el mundo del fútbol, después siempre me pasaban a buscar para jugar una pichanga. Tiempo después, mi papá me llevó al Arturo Prat de Pirque donde jugué con puros hombres hasta los 10 años y también en Vertientes del Cajón del Maipo».

– ¿De qué manera se tomó tu familia tu gusto por el fútbol?
«Nunca me dijeron nada. No tuve problemas. Igual al principio era solo una mera entretención para mí. Era el típico panorama del fin de semana en donde me distraía. Pero después tuve mi primer llamado a la Selección a los 13 años en un campeonato que organizó la ANFP. Allí por primera vez jugué con otras niñas, pero siempre tuve el apoyo familiar».

– ¿El fútbol no fue problema en tus estudios?
«Yo sabía que la realidad no apuntaba al profesionalismo acá en Chile o dedicarme al fútbol porque en ninguna parte te pagan. Pero siempre tuve claro que este deporte iba a ser muy importante en mi vida. Siempre traté de compatibilizar los horarios para entrenar y jugar».

– Considerando que el fútbol femenino no es profesional ¿Pensaste en algún momento en no seguir?
«Sí, igual hubo una etapa donde pensé en dejar el fútbol. Y fue cuando no estuve en la Selección, ya que ahí es donde tu mantienes un ritmo competitivo, ya que entrenas todos los días. Te exigen un mejor rendimiento y aparte no había un buen ingreso económico. No pensé en dejarlo completamente, pero sí ponerlo más al margen en mi vida».

– ¿Qué tan difícil es ser una futbolista en Chile?
«Sigue siendo difícil jugar fútbol para una mujer, porque tienes que llevar dos vidas y más encima en tus clubes no ganas nada. En verdad lo que no te entrega el fútbol es el sustento económico no más. Uno rechaza trabajos y no tienes ingresos mensualmente. A veces igual de los equipos recibes ayuda socio-económica, pero sigue siendo poco para poder mantenerse con eso».

– ¿Sentiste discriminación alguna vez por jugar?
Fernanda_Pinilla2«Por jugar nunca, pero sí discriminación en cuando a los recursos. En los equipos donde estuve siempre las mejore condiciones eran para los niños, las mujeres era lo que sobraba. Las condiciones para jugar eran distintas, desde indumentaria a balones. Y eso para mí es un símbolo de discriminación».

– ¿Por qué crees tú que el fútbol femenino no tiene la visualización del masculino?
«No lo sé, igual creo que esta selección es un buen producto explotable, tenemos fe en esta Copa América de brindar un bonito espectáculo. La gente igual nos acompañó en los amistosos y estuvo presente en un buen número. Sin embargo, el campeonato nacional es otra cosa. En ese sentido, para tener un torneo que ande bien necesitas que las jugadoras entrenen todos los días. Es como que vayas a una obra de teatro y los actores no hayan ensayado nada. Si el campeonato nacional femenino no vende, no esperemos a que lleguen auspiciadores o que la gente nos conozca».

– A partir de 2019 la Conmebol obligará a los clubes a tener una rama femenina para participar en la Copa Libertadores ¿Ayudará a la profesionalización en Chile?
«Hasta cierto punto, porque lo que dice la nueva normativa es tener una rama femenina, pero no tienen la obligación de intervenir. Simplemente se exige tenerla y que lleve su nombre. En la licencia de clubes en ninguna parte dice que se tienen que hacer cargo de la rama femenina, de tener un cuerpo técnico o un cuerpo médico. Vas a tener el nombre del equipo, pero nadie te garantiza el resto».

– ¿Qué rol cumple la Anjuff y cuál es su lucha?
«Principalmente entregar apoyo y mejorar el trato con cada una de las jugadoras, porque el deporte es material humano. Las niñas sacrifican tiempo, viajes eternos y además sus derechos son vulnerados solo por jugar. Nosotros nos abocamos a entregar algún tipo de apoyo, porque no podemos cambiar el sistema, pero sí buscamos generar conciencia de los dirigentes. Que éstos nos entreguen la condiciones mínimas para poder rendir».

CON LA COPA AMÉRICA EN LA MIRA

– ¿Sientes que la realización de esta Copa América ayudará a ver el fútbol femenino con otros ojos?
Fernanda_Pinilla5«Yo creo que la gente se va a motivar, pero no sé las autoridades. Porque ya nos pasó con el Mundial Sub 20. Se hizo un espectáculo bien bueno, la preparación que tuvo la Selección también, pero quedó ahí como un hito y nada más. Yo espero que este sea el inicio para motivar a las autoridades pertinentes y se puedan mejorar las condiciones».

– ¿Qué sientes al representar a Chile en la Copa América?
«Orgullo. Cumplí mi sueño de jugar por Chile y representarlo en un torneo grande. Orgullosa de que me pueda ver mi papá en el estadio. Él es mi hincha número uno. Siento que por más que uno esté cumpliendo su sueño, también está representando a más niñas. Desde una que vive en Punta Arenas o en Arica y que no puede estar en la Selección porque no tiene las condiciones para venirse a Santiago».

– ¿Cómo se sienten ustedes respecto al grupo que les tocó?
«Bien, creemos que es un grupo duro y fuerte, pero hemos tenido partidos de alto calibre creo yo. El último ensayo contra Colombia rescatamos muchas cosas buenas. A nivel futbolístico, Chile puede dar mucho de que hablar».

– ¿Qué objetivos se plantean de cara al torneo?
«Estamos aspirando a algo bien grande que es clasificar a un Mundial, porque ninguna selección femenina adulta lo ha podido lograr. Es difícil y a veces la historia habla por si sola, pero eso es algo que nosotras lo podemos tomar a nuestro favor. Y para llegar hasta ahí necesitamos llegar segundas para entrar de manera directa o terceras para un repechaje».

– ¿Cómo evalúas el rol de Universidad de Chile en su rama femenina?
«La ‘U’ es el segundo equipo de Chile que se preocupa de su rama femenina, el primero es Colo Colo. Tiene casi las mismas condiciones que los niños. La gente que trabaja en el club, cuerpo técnico, kinesiólogos, etc. Está muy comprometido con la rama femenina. Entrenamos en el CDA y tenemos nuestro propio camarín, pero esa no es la realidad que viven otros equipos».

– Eres hincha de Colo Colo y juegas en Universidad de Chile. ¿No te ha traído problemas aquello?
«No, para nada. En el fútbol femenino es distinto. Yo quiero mucho a la ‘U’ , quiero mucho a mis compañeras con las que juego el fin de semana. Yo me olvido de la camiseta cuando estoy jugando, me importan más las personas con las que estoy compartiendo y compitiendo a mi lado».

Galería de imágenes

Publicado en: Entrevistas
Jugadores relacionados: » Fernanda Pinilla