lunes 16 diciembre, 2019
  • A
  • A
  • A

Columna | Lo peor de nuestro fútbol se vio desde el estallido social

El balompié chileno no pudo terminar su temporada 2019 de manera regular y tras ello vinieron una serie de reacciones que se oponen al camino que buscan las demandas ciudadanas. El egoísmo ha primado, pero se espera que algo del estallido social se refleje en el fútbol.

Por Rodrigo Guajardo Baeza | @Guaja_

El 18 de octubre se inició el estallido social en Chile y provocó un cambio en el país. Las olvidadas demandas ciudadanas saltaron violentamente a la palestra en búsqueda de mejoras. Por primera vez en mucho tiempo se comenzó a pensar en el bien común por sobre la ventaja propia. Y eso ilusiona. Por eso, también se pensó que esto se vería reflejado en el fútbol.

Pero no fue así. Y este proceso de quiebre también fue el gatillante para sacar lo peor de nuestro balompié. De partida, la temporada 2019 no se terminó como correspondía, principalmente, por las amenazas de las barras bravas. Un mal enquistado desde hace mucho, al cual nadie nunca quiso ponerle atajo. Al contrario, se le potenció como brazo armado de dirigentes y políticos.

Otra cosa fue la decisión para bajar el telón de la última campaña. Todos los clubes buscaron sacar provecho. Y así se cometieron perjuicios y notorios desaciertos bajo la pasiva mirada y escaso manejo de la cúpula de la ANFP. Pero no importaba, total mientras se aseguraran los dineros del CDF, clasificación a copas internacionales o mantener la categoría, había que hacer oídos sordos.consejo_presidentes_extraordinario_anfp_noviembre_2019_agenciauno

La presión pública obligó a echar pie atrás en la torpe medida de no tener ascensos. Wanderers y San Marcos pudieron festejar sus títulos, lo mismo que Santiago Morning en la olvidada rama femenina. Pero a esa altura el botín ya estaba en el bolsillo, así que ahora se podían hacer esos cambios.

La pelea por el ‘Chile 4’ es otro ejemplo. No faltó equipo que no se postulara para ser el cuarto equipo en ir a la Libertadores. Y esa lucha tiene para rato, pues en Unión Española no están contentos de definir en cancha con la ‘U’, que ahora sí está dispuesta a jugar pese a que antes fue uno de los que más peleó para que el torneo se terminara por falta de garantías.

El mismo cuadro azul y Colo Colo también mostraron su lado oscuro a la hora de deshacerse de jugadores importantes. Johnny Herrera y Jaime Valdés no merecían salir por la puerta de atrás en sus clubes. No se trata de tenerlos por siempre o que estén por estar, pero sí de respetar las trayectorias y hacerles una salida a la altura de lo que ellos le entregaron a sus respectivos equipos.

Desde el 18/10 en el fútbol primó el egoísmo por sobre el beneficio general y sentido común. Sin embargo, mantengo la ilusión. El estallido social logró el primer paso para el cambio de una Constitución heredada de la dictadura y se espera concretar mejoras en salud, educación, pensiones, equidad y repartición igualitaria. Si parte de la clase política lo entendió o se espera que entiendan, cómo el fútbol va a ser tan ciego de no leer la realidad del país y seguir remando en sentido contrario. Confío que olvidarán su peor cara.

Publicado en: Noticias