Lunes 03 febrero, 2020
  • A
  • A
  • A

Estandarte neerlandés: El legado de Rob Rensenbrink

Miembro de la inolvidable 'naranja mecánica' que alcanzó dos veces la final de un Mundial y una leyenda en el fútbol belga, murió hace una semana a raíz de una enfermedad degenerativa que venía arrastrando hace unos años. Sin embargo, su nombre dejó huella en el fútbol.

Por Javier Dávila

El pasado 24 de enero, el ex futbolista neerlandés Rob Rensenbrink, falleció a los 72 años a causa de una enfermedad muscular que lo fue disminuyendo físicamente. Miembro de la inolvidable selección holandesa dos veces finalista de Copas del Mundo y reconocido como una leyenda en el fútbol de Bélgica, el otrora delantero es considerado uno de los mejores jugadores de la historia del balompié planetario.

Por eso en Prensafútbol repasamos su enorme trayectoria que lo alzó como un baluarte en los ’70 y siendo ejemplo para jugadores y equipos.

– SU EXITOSO PASO POR BÉLGICA 1579989001-1976-05-05t000000z1mt1aci2295388rtrmadp3sport

Formado en el Ámsterdam, Rob de a poco se fue haciendo un nombre ante una generación que quería conseguir grandes cosas. Emigró al Brujas donde estuvo dos temporadas y saltó al Anderlecht, donde se consagró como ídolo del equipo y ganó siete títulos con el club, en que se destacan dos Supercopas de Europa (1976, 1978) y dos Recopas (1976, 1978). Además convirtió en más de 80 oportunidades en el fútbol belga y es recordado en la actualidad como todo un emblema.

RINUS MICHELS Y UN EQUIPO SOÑADO

Uno de los mejores entrenadores y pioneros de la historia, fue clave para su desarrollo como futbolista. De la mano de Michels, Rensenbrink fue considerado para ser parte de la selección de Países Bajos para la Copa del Mundo 1974, donde compartió con grandes jugadores como Johan Cruyff, Johan Neeskens, Wim Hansen, entre otros. Aquella ‘naranja mecánica’ estuvo muy cerca de tocar la gloria, pero sucumbió ante la Alemania de Franz Beckenbauer por 2-1.

EL GOL 1000 DE LOS MUNDIALES de-indrukwekkende-loopbaan-van-rob-rensenbrink

En Argentina 1978, Rensenbrink pasó a ser parte de los anales de la historia de los campeonatos del mundo. Pese a que Holanda cayó 3-2 ante Escocia, el delantero se inscribió en el marcador para su selección a los 34 minutos de partido mediante lanzamiento penal, que condecoró la milenaria cifra en Mundiales. La derrota ante los británicos no fue impedimento para que el cuadro neerlandés accediera a la siguiente ronda del certamen.

– SU REMATE AL PALO FRENTE A ARGENTINA Argentina-Netherlands-1978-final-FIFA

En una final muy reñida, Holanda igualaba 1-1 con la albiceleste a cinco minutos del término del encuentro. Es aquí cuando el ariete tuvo en sus pies la gloria máxima y dejar a los locales hundidos en la tristeza, más eso no fue así. A los 90 minutos del duelo, Rensenbrink desvió un pelotazo que venía desde la zona defensiva del cuadro naranja y alcanzó ser desviada por Ubaldo Fillol dando en el poste. Después en tiempo suplementario, el elenco trasandino con goles de Mario Kempes y Daniel Bertoni sentenciaron el partido y bajaron su primera copa del mundo y dejó a los ‘tulipanes’ nuevamente, rozando el trofeo.

– FRANCIA, LA ÚLTIMA AVENTURA

Toulouse fue testigo de ser la última camiseta que el neerlandés vistió en su dilatada trayectoria. El goleador se retiró en 1982 y obtuvo el título de Segunda División, logrando el ascenso a la Ligue 1 con el equipo violeta. Con un palmarés de 10 títulos, seis goles en Copas del Mundo, dos veces subcampeón de un Mundial y formar parte de una de las mejores selecciones de todos los tiempos como lo fue la ‘naranja mecánica’, Rob Rensenbrink dejó huella en el fútbol y sigue siendo recordado como uno de los mejores delanteros de la historia.

Galería de imágenes

Publicado en: Noticias
Jugadores relacionados: » ENTRENADORES » JUGADORES